25 Y esta es la Promesa, la cual él nos prometió, que es vida eterna