28 Pero Saúl, viendo y considerando que el SEÑOR era con David, y que su hija Mical lo amaba