15 Guárdate tú también de él; que en gran manera ha resistido a nuestras palabras