35 No verá hombre alguno de éstos de esta mala generación, la buena tierra que juré que había de dar a vuestros padres