46 y serán en ti por señal y por maravilla, y en tu simiente para siempre