23 y nos sacó de allá, para entrarnos y darnos la tierra que juró a nuestros padres