4 Porque hay esperanza para todo aquel que está aún entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto