22 A ninguna viuda ni huérfano afligiréis