22 Y respondió Aarón: No se enoje mi señor; tú conoces al pueblo, que es inclinado al mal