33 Y cuando hubo acabado Moisés de hablar con ellos, puso un velo sobre su rostro