26 Y todas las mujeres cuyo corazón las levantó en sabiduría, hilaron pelos de cabras