32 sino como mujer adúltera, que en lugar de su marido recibe a ajenos