20 Así, hermano, yo me goce de ti en el Señor; que recrees mi corazón en el Señor