9 No nos faltemos, pues, de hacer bien; que a su tiempo segaremos, si no hubiéremos faltado