20 Y estaba Dios con el muchacho; y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco