39 Y yo dije: Por ventura no querrá venir en pos de mí la mujer