31 Y ellos respondieron: ¿Había él de tratar a nuestra hermana como a una ramera