30 Y después salió su hermano, el que tenía en su mano el hilo de grana, y llamó su nombre Zara