20 Y no se os preocupe por vuestras alhajas, porque el bien de la tierra de Egipto será vuestro