24 Y despidió a sus hermanos, y se fueron. Y él les dijo: No riñáis por el camino