15 Y vinieron a Noé al arca, de dos en dos, de toda carne, en que había espíritu de vida