24 Mas la Palabra del Señor crecía y era multiplicada