15 Verdaderamente tú eres Dios, que te encubres; Dios de Israel, que salvas