1 Levántate, resplandece; que viene tu lumbre, y la gloria del SEÑOR ha nacido sobre ti