12 Porque la gente o el reino que no te sirviere, perecerá; y del todo serán asolados