14 He aquí, él derribará, y no será edificado; encerrará al hombre, y no habrá quien le abra