24 El quita el corazón de las cabezas del pueblo de la tierra, y les hace que se pierdan vagando sin camino