16 Mi rostro está enlodado con lloro, y mis párpados entenebrecidos