5 Ciertamente la luz de los impíos será apagada, y no resplandecerá la centella de su fuego