10 Por tanto hay lazos alrededor de ti, y te turba espanto repentino