21 Porque encubierta está a los ojos de todo viviente, y a toda ave del cielo es oculta