18 Y decía yo: En mi nido moriré, y como arena multiplicaré días