27 Porque él detiene las goteras de las aguas, cuando la lluvia se derrama de su vapor