4 Tras de él bramará el sonido, tronará su valiente voz, y aunque sea oída su voz, no los detiene