16 Se endurece para con sus hijos, como si no fueran suyos, no temiendo que su trabajo haya sido en vano