16 He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos, y su fortaleza en el ombligo de su vientre