23 Las fallas de su carne están pegadas entre sí; está firme su carne en él, y no se mueve