2 Es cierto que al loco la ira lo mata, y al codicioso consume la envidia