22 hace burla del espanto, y no teme, ni vuelve el rostro delante de la espada
23 Contra él suena la aljaba, el resplandor de la lanza y de la pica
24 y él con ímpetu y furor escarba la tierra, sin importarle el sonido del shofar
25 antes los toques de shofar le infunden ánimo; y desde lejos huele la batalla, el estruendo de los príncipes, y el estruendo de la consigna de la batalla
26 ¿Por ventura vuela el gavilán por tu industria, y extiende hacia el mediodía sus alas
27 ¿Por ventura enaltece el águila por tu mandamiento, y pone en alto su nido
28 Ella habita y está en la piedra, en la cumbre del peñasco y de la roca
29 Desde allí acecha la comida; sus ojos observan de muy lejos
30 Sus polluelos chupan la sangre; y donde hubiere muertos, allí está