30 Cuando él pues hubo tomado el bocado, luego salió; y era ya noche