47 Y si a sus escritos no creéis, ¿cómo creeréis a mis palabras