52 Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos su carne a comer