6 Les dice entonces Jesús: Mi tiempo aún no es venido; mas vuestro tiempo siempre es presto