36 Y el término del amorreo fue desde la subida de Acrabim, desde la piedra, hacia arriba