26 Y cuando el hombre no tuviere redentor, si alcanzare su mano, y hallare lo que basta para su rescate