38 Y pereceréis entre los gentiles, y la tierra de vuestros enemigos os consumirá