25 Porque el Señor me ha hecho así en los días en que miró para quitar mi afrenta entre los hombres