20 Y otra vez dijo: ¿A qué compararé el Reino de Dios