28 Bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian