44 acercándose por las espaldas, tocó el borde de su vestido; y luego se estancó el flujo de su sangre